Diferencias entre Asti y Moscato d´Asti


martes, 10 de julio de 2018

¿Asti o Moscato D’Asti?

Como bien indica su nombre, estos dos populares vinos italianos provienen de la región de Asti, pero para quien no lo sepa, Asti, es una ciudad de la región de Piamonte, en el noroeste de Italia.  

Una tierra donde abundan las vides, la niebla y también el sol. Atravesado por el río Tanaro, esta región tiene un encanto especial, sus viñedos y sus hermosos paisajes la convierten en un lugar hermoso de visitar. De hecho, como dato curioso, en 2014, el comité del Patrimonio Mundial de la UNESCO, reunido en Qatar, reconoció el valor universal de los pasajes del vino de Piamonte.    

Podemos entonces comprender que tanto el Asti como el Moscato D’Asti son dos tipos de vino con unas cualidades excelentes gracias a su magnífica tierra de origen.

Son dos de los vinos italianos más exportados al extranjero. Como sabemos, para reconocer que un vino es verdaderamente perteneciente a una región y que por lo tanto no es una imitación, existen las famosas Denominaciones de Origen.  

Pero si vamos más allá, en algunos vinos italianos encontraremos otra denominación más estricta. Se trata de la “DOCG” cuyas siglas significan “Denominazione di Origine Controllata e Garantita”, una marca de garantía utilizada en Italia para calificar a los vinos de gran calidad y de renombre.    

Las DOCG se otorgan a vinos ya reconocidos con DOC desde por lo menos cinco años, por lo que si encontramos un DOCG, estamos sin duda ante un buen vino. Además, tan solo 70 vinos italianos consiguen esta estricta denominación en contra de los 300 que consiguen la denominación DOC.  

Otro de los factores importantes que convierten a un vino espumoso en un vino de calidad es su método de elaboración.  

Hablamos del método Charmat. Se trata de fermentar el vino en dos veces. Durante este proceso el vino se somete a su segunda fermentación en tanques o recipientes de acero inoxidable. Este método confiere al vino un mayor sabor y aroma.  

 

Una de las bodegas más prestigiosas de Italia es GANCIA

 Entre su amplio surtido de vinos encontramos los espumosos Gancia Asti y Gancia Moscato D’ Asti.  

Ambos son vinos espumosos elaborados con uva Moscato Bianco (moscatel), con la calidad DOCG y producidos bajo el método Charmat.  

Parecen similares y en ocasiones el consumidor los confunde pero se diferencian principalmente en su método de elaboración:

Asti se obtiene mediante fermentación en tanques grandes y se embotella bajo presión. La presión máxima para el Asti es de 3,5 bares.  
El volumen alcohólico mínimo legal para este vino es de 6% teniendo Gancia Asti un perfecto 7,5% vol.  

Moscato D´Asti cuenta con un proceso más artesanal y se embotella cuando aún no ha finalizado su fermentación. Además su presión es inferior, siendo esta de 2,5 bares. Esta modalidad cuenta con un mínimo legal de volumen alcohólico de 4,5% vol. Gancia Moscato d’ Asti cuenta con un magnifico 5,5% vol.     

Esta diferencia en la elaboración conlleva una seria de distinciones en sus características organolépticas. Diferencias visuales, olfativas y gustativas.  

Asti presenta reflejos dorados, un aroma con toques de lima y flores de acacia y una efervescencia fina y persistente.    

Moscato D’Asti presenta un color más pajizo con toques de flor de melocotón, posee una mayor dulzura al gusto y es algo menos espumoso.    

En cuanto a su maridaje, aunque muy similares, cada uno de ellos detalla diferentes sugerencias de acompañamiento.  

El Asti es perfecto para tomar acompañado de aperitivos tanto salados como dulces. El Moscato D’Asti se debe tomar con aperitivos de fruta y jamón, pasteles o tarta de avellana. Su sabor se potencia también acompañado del postre navideño italiano panettone, el charlotte de manzana o el de Colomba.  

En cuanto a la temperatura, los dos deben servirse muy fríos.  

Fruto de cinco generaciones de conocimiento, los expertos vinicultores de la bodega GANCIA nos presentan sus dos variedades. Ambas poseen estrictamente todas las cualidades mencionadas anteriormente.  

Y esto, se aprecia en el sabor. Con Gancia tendrás un vino de calidad, rechazando imitaciones, con el que acertarás en cualquier ocasión y deslumbrarás a todos los paladares.